Cuatro pasos sencillos para comenzar tu rutina de inmunidad

Una mujer que sostiene una botella de agua y una estera de yoga está con otros en un estudio de ejercicios.

Cómo apoyar tu sistema inmunológico

La vida se vuelve muy ajetreada. La clave para impulsarte y completar tus tareas pendientes no solo depende de hacer lo mejor que puedas, sino también de estar en tu mejor condición, física y mentalmente.

Esto puede parecer un poco más difícil en estos días, pero aún puede intentar adoptar un enfoque proactivo para apoyar la salud de su sistema inmunológico.

Con la ayuda de esta rutina de cuatro pasos, te sentirás muy bien sabiendo que podrás enfrentar cualquier cosa.

Tableta y botella de vitamina C junto a un tazón de cereal y fruta.

Paso 1: Prepara la base de tu salud

Consumir vitamina C es una forma habitual de apoyar la inmunidad, pero podemos hacer mucho más para apoyar las defensas de nuestro cuerpo cada día. Eso incluye reponer tu consumo de vitamina D, también conocida como la vitamina del sol.

Esta vitamina brinda apoyo a huesos fuertes y salud del corazón, y al sistema inmunológico. Una de las formas más populares de obtenerla es mediante exponerse al sol, pero no olvides usar protector solar.

También puedes considerar fuentes alimentarias ricas en vitamina D, como pescado, champiñones y yemas de huevo. Además, puedes ayudar a cubrir cualquier brecha nutricional (o cuando tomas sol) con un suplemento, como la Vitamina D Nutrilite™.

La salud intestinal también cumple un papel fundamental en lograr una salud óptima, así que asegúrate de cuidarla. Los alimentos ricos en probióticos pueden reemplazar las bacterias buenas en el intestino, lo que ayuda a mantener el funcionamiento correcto del sistema. Entre estos se incluyen el yogur y los alimentos fermentados como encurtidos, kéfir y chucrut.

Una botella de Defensa inmunológica Nutrilite con zinc y albahaca sagrada en una mesa con dos tabletas al lado.

Paso 2: Mantén tu preparación

Ahora que tu sistema inmunológico tiene una buena base, necesitarás protección antioxidante para tu sistema de defensa natural. Una buena manera de hacerlo es asegurarte de comer muchas frutas y verduras de diversos colores.

Déjalas a la vista en el refrigerador o sobre el mostrador de la cocina para que las tengas a mano. Las moras azules repletas de antioxidantes, los cítricos ricos en vitamina C y la espinaca y el ajo llenos de hierro y cobre son excelentes para dar beneficios al sistema inmunológico. La albahaca sagrada y el zinc también ayudan a apoyar las defensas naturales y la salud respiratoria.

Los suplementos son una excelente manera de cubrir cualquier brecha de estos nutrientes en tu alimentación. Defensa inmunológica Nutrilite™ incluye zinc y albahaca sagrada, además de cobre, selenio y fitonutrientes antioxidantes†.

Las gomitas Protégete de Nutrilite™ ofrecen tres tipos de apoyo inmunológico en un solo producto que cuenta con una mezcla de baya de saúco, zinc y vitamina C†. Y no olvides tu suplemento básico de vitamina C: La Vitamina C de acción prolongada Nutrilite™ brinda 500 mg que se liberan lentamente en tu sistema para un apoyo inmunológico durante todo el día†.

Una mano sostiene una botella de Equinácea de Inmunidad Nutrilite. Otros productos Nutrilite se pueden ver al fondo.

Paso 3: Vuelve a encaminarte

Si no te sientes bien del todo, hay ciertas cosas que puedes hacer para volver a encaminarte. Presta atención a las señales de tu cuerpo y concéntrate en lo que podría estar afectándote.

Si sientes que puedes enfocarte, agrega un poco más de autocuidado a tu rutina diaria. Prueba productos que contengan botánicos valiosos para apoyar el sistema de defensa de tu cuerpo, como Equinácea para inmunidad Nutrilite™†. Las semillas, flores y raíz de la equinácea se han usado milenariamente para apoyar la resistencia natural del cuerpo.

También en fundamental mantener tu cuerpo hidratado. Una buena hidratación apoya el sistema inmunológico del cuerpo, ayuda a la salud de la piel y mantiene nuestra mente enfocada y nuestros días productivos.

El agua es la mejor manera de mantener tu cuerpo hidratado todo el día, pero puedes agregarle un poco de sabor y apoyo adicional con mezclas como los Tubitos 2GO™ de Nutrilite™ – Salud inmunológica†. También puedes hidratarte consumiendo frutas y verduras con alto contenido de agua, o bebidas sin cafeína.

Una mujer vestida con capri y zapatillas deportivas se muestra desde la parte posterior mientras camina con una botella de agua.

Paso 4: Establece hábitos saludables

Si bien la nutrición es importante, los factores del estilo de vida también pueden afectar tu sistema inmunológico. Ejercitarse, dormir lo suficiente y controlar el estrés es esencial para mantener la salud física y mental.

Hacer ejercicio es importante para el sistema inmunológico porque sudar ayuda a expulsar las toxinas de tu cuerpo. Comprométete a hacer algún tipo de actividad física todos los días para mantener tu cuerpo en movimiento. Prueba entrenamientos en línea, caminatas durante el almuerzo o desafíate con el programa «Couch to 5k».

Dormir es fundamental, y no hacerlo lo suficiente puede debilitar las defensas de tu cuerpo. Establecer una buena rutina para dormir, como tomar un descanso de las pantallas antes de acostarte o relajarte con té caliente y estiramientos de yoga, le indicará a tu cerebro que es el momento de «apagarse» para que puedas tener el descanso restaurador que tu cuerpo necesita.

Una mujer con cabello largo y oscuro durmiendo en una cama con sábanas blancas.

El estrés ocasional también es un factor importante porque lo que ocurre en nuestra mente puede afectar lo que ocurre en nuestros cuerpos. Encontrar maneras inteligentes de salir adelante es extremadamente importante. Prueba darte un baño, prender tu vela favorita, ver algo que te haga reír, meditar o escribir en un diario.

Y por supuesto, asegúrate de comer bien. Los alimentos como los granos enteros, los lácteos, la carne, los frijoles y muchas frutas y verduras forman parte de una dieta saludable. ¡También te brindarán mucha energía!

Fortalece tu naturaleza interior

Ahora que tienes un plan, ¿por qué no comenzar con tu rutina de inmunidad de inmediato? Puedes consultar todos nuestros productos para la salud inmunológica de Nutrilite en los enlaces a continuación. Y si quieres conocer más de otros blogs sobre cómo apoyar tu sistema inmunológico, visita el blog Conexión Amway.


Para obtener más información sobre Amway, sus marcas y sus producto,
haz clic en el sitio web correspondiente a tu lugar de residencia:

Canadá
Amway.ca

República Dominicana
Amway.com.do

Es posible que algunos productos no estén disponibles en Canadá o República Dominicana o que estén a la venta con un nombre diferente.


 


†Esta afirmación no ha sido evaluada por la Administración de Alimentos y Medicamentos. Este producto no pretende diagnosticar, tratar, curar ni prevenir ninguna enfermedad.

5 Comentas

Deja un Comentario

Your email address will not be published.

Solo se mostrará su nombre cuando se publique el comentario.