¿Qué hay realmente en el agua de la llave?

Un niño pequeño pretende que su jirafa de juguete está bebiendo de un vaso de agua de la llave. Un elefante de juguete está cerca.

Abres la llave y llenas tu vaso con agua fresca, clara y limpia—¿o no? Esa agua posiblemente podría contener muchos contaminantes que no puedes ver, oler o probar.

Aun dentro de los sistemas tratados municipalmente, el agua potable podría contener trazas de sustancias químicas, medicinas con receta desechadas, antibióticos u otros contaminantes.

¿Qué hay en tu vaso?

La Asociación de Calidad del Agua sin fines de lucro ha identificado 18 contaminantes comunes del agua, desde aluminio hasta uranio. Y una encuesta de los Estados Unidos en 25 plantas de tratamiento de agua potable encontró trazas de hasta 20 diferentes fármacos presentes en el agua después de haber pasado por el proceso de tratamiento.

Aunque se sabe poco sobre los efectos a largo plazo de algunos de estos contaminantes, muchos se reconocen como potencialmente dañinos para tu salud.

El punto principal es que la jornada desde la fuente del agua hasta el grifo de tu casa es muy larga—dejando muchas oportunidades para que entren los contaminantes.

¿Qué es lo que causa la contaminación del agua?

Los fármacos y los antibióticos pueden entrar al sistema de agua cuando las medicinas sin usar se tiran en sistemas de aguas residuales—se tiran en el inodoro o en el drenaje— o cuando los pacientes las eliminan de sus cuerpos.

Una vez que sucede, pueden filtrarse en el acuífero o directamente en fuentes de aguas superficiales.

Los contaminantes químicos entran en el agua en gran parte de la misma manera, pero pueden empezar con escurrimiento de plaguicidas o incluso de depósitos naturales en la tierra.

Dos vasos de agua están en una mesa cerca de un plato con galletas y unos bloques de juguete.

“La contaminación del agua puede provenir de una variedad de fuentes incluyendo la industria, la agricultura y la naturaleza,” dijo Amanda Morgott, una ingeniera en diseño de producto en investigación y desarrollo para Amway.

“Solo deberías beber el agua considerada segura para consumo humano por las autoridades de salud pública, pero el sistema de distribución de agua potable—incluyendo tuberías corroídas, reservorios en los tejados e incluso componentes de plomería casera—pueden ser fuentes potenciales de contaminación también.”

Así, en ese vaso de agua, puedes encontrar plomo, mercurio, asbestos, radón, productos de desintegración del radón, más de 30 pesticidas, cloruro de vinilo, aditivos de gasolina, productos para desinfectar, presuntos carcinógenos, opioides, antibióticos y más.

“Esto no tiene la intención de asustar a la gente sobre la calidad de su agua, sino hacerlos conscientes de las oportunidades de contaminación y el beneficio de tener una solución de tratamiento de agua en tu hogar, ” Morgott dijo.

Un sistema de tratamiento de agua eSpring está en el mostrador de una cocina.

Cómo escoger un sistema de tratamiento de agua

La Asociación de Calidad del Agua señala que un sistema de tratamiento de agua “en el sitio de consumo”, que trata contaminantes justo en la llave, brinda “la barrera final para los contaminantes que nos preocupan antes de que el agua se consuma o se use.”

Al escoger un sistema, una manera de asegurarse de la efectividad es buscar productos que han sido probados por evaluadores terceros, como la NSF® International. La NSF es una organización de salud pública sin fines de lucro con la meta de ayudar a la gente a vivir de manera más segura al someter productos de consumo a pruebas rigurosas y altamente controladas.

El Purificador de Agua eSpring™ UV fue el primer purificador de agua residencial en tener un sistema de carbón activado/UV que cumple con las Normas 42, 53, 55 y 401 de la NSF International. Estas normas se reconocen a nivel mundial para la calidad del agua.

Tratamiento de agua de luz ultravioleta

Además de la mejora espectacular en sabor, olor y claridad, eSpring reduce más de 140 contaminantes en el agua potable con posibles efectos sobre la salud.

Utiliza luz ultravioleta para tratar el agua sin el uso de sustancias químicas. La luz ultravioleta destruye hasta el 99.99 por ciento de las bacterias y virus del agua que causan enfermedades. Y deja minerales benéficos como calcio y magnesio.

Un sistema de tratamiento de agua en el sitio de consumo como eSpring significa que la próxima vez que llenes tu vaso, no tendrás que preocuparte qué más está allí, sino solo tomar un buen sorbo de agua clara y fresca.

Lee más publicaciones sobre eSpring en Amway Connections o visita los sitios web para Amway US o Amway Canadá.

Deja un Comentario

Your email address will not be published.

Solo se mostrará su nombre cuando se publique el comentario.