Menos trabajo, más diversión: Cómo recuperar tu fin de semana

Un padre e hijo baten huevos y agregan ingredientes mientras cocinan juntos en la cocina.

Si eres como muchas personas, esperas con ansias los fines de semana con cada fibra de tu ser de semana laboral.

Después de dedicar las horas necesarias (y un poco más) a tu trabajo y administrar todas las obligaciones de la edad adulta durante la semana, se necesitan un par de días libres para relajarse y recargar energías.

¿Pero es eso realmente lo que sucede cuando llega el fin de semana? ¿O los sábados y domingos se han vuelto tan sobre-programados y tan fuera de control como el resto de tu semana con correos electrónicos y llamadas telefónicas incluidos en tus fines de semana?

Para aquellos de ustedes que necesitan recuperar su equilibrio de vida-trabajo, tenemos algunos consejos para poner menos trabajo y más diversión en sus fines de semana.

Una mujer revisa su correo electrónico en su celular mientras un hombre y un niño juegan al fondo.

Planea trabajar el fin de semana

Pero, ¿no es eso lo que estamos tratando de evitar? Sí, pero el entorno laboral actual de 24 horas, los 7 días de la semana, significa que es casi imposible desconectarnos todo el tiempo desde el viernes por la noche hasta el lunes por la mañana. Y, si eres como muchas personas que equilibran un trabajo de tiempo completo con un proyecto paralelo (o dos), encontrar tiempo para recargar puede ser un desafío.

La solución es permitir una ventana muy limitada (de 15 a 20 minutos al día) para atender correos electrónicos o llamadas telefónicas, teniendo en cuenta que muchas cosas pueden y deben esperar hasta el lunes.

Prepararse para unas pocas interrupciones con límites estrictos mantendrá tu resentimiento al mínimo y hará que el lunes por la mañana te sea un poco menos desalentador.

Recorta tus listas de tareas

Para muchos, los fines de semana llegan con una lista considerable de tareas del hogar que no se realizaron durante la semana. Para cuando llega el viernes, la lista puede llenar todas tus horas del fin de semana. Trata de priorizar el tiempo de inactividad y recorta tu lista de tareas.

Está bien manejar para hacer mandados que incluyan algunas tiendas en la misma área. Pero, conducir a seis lugares diferentes por toda la ciudad puede robarte un día entero. Realiza solo algunos de los pendientes en tu lista y divide el resto en zonas geográficas cortas para realizar la próxima semana.

Una mujer carga una canasta de compras mientras escoge frutas y verduras frescas en la sección de productos agrícolas en una tienda de abarrotes.

Reconsidera las compras de fin de semana

¿Tu semana laboral ocupada requiere compras de despensa durante el fin de semana? A menos que disfrutes de los pasillos congestionados y las largas colas que hacen que la tarea tome el doble de tiempo, aquí tienes algunas opciones.

Prueba alguno de los servicios de compras y envíos disponibles en Internet. Estos servicios han sido un cambio radical para muchas familias ocupadas. Aunque estos servicios normalmente tienen tarifas y costos adicionales, cuando lo comparas con tu tiempo y tranquilidad personal, estos son mínimos y valen totalmente la pena.

Otra opción, es planear tus salidas de compras como salidas de placer y durante horas no-pico, evitando las multitudes y teniendo un viaje más ameno y divertido. Sal temprano por la mañana con algún amigo o familiar y termina tu viaje con un desayuno relajante en tu restaurante favorito.

O sal por la noche y al terminar, vayan a un restaurante o compren ingredientes adicionales para preparar una deliciosa cena en casa.

Comienza tu fin de semana el viernes

Para muchos de nosotros, los viernes son para salir del trabajo, ir a casa y aplastarnos en el sofá. Da un giro inesperado, recordándote que tu fin de semana comienza en el momento en que terminas tu jornada laboral.

Planifica actividades con amigos o familiares desde el viernes después del trabajo. De esta manera, tu fin de semana parecerá más largo de inmediato. Y así, cuando llegue la noche de domingo, tendrás más recuerdos para sentirte bien.

Un hombre sentado en una silla amarilla tapizada leyendo un libro enfrente de una ventana.

Agrégate a tu lista de fin de semana

Este período de tiempo libre de dos días no se sentirá como un respiro si no incluyes un tiempito para ti mismo. Es fácil dejar que tu propia necesidad de relajación se pierda en la gran lista de proyectos de reparación del hogar, mandados, actividades familiares y eventos deportivos para los niños.

Agrégate en tu lista de tareas todos los días. Ya sea incluyendo algún tiempo para una caminata matutina, escalar o cuidados personales como un baño de burbujas y leer un buen libro; no dejes pasar el fin de semana sin tener un tiempo reservado solo para ti.

Al hacer algunos cambios simples, podrás recuperar tus fines de semana relajantes y recibir la nueva semana sintiéndote recargado.

Deja un Comentario

Your email address will not be published.

Solo se mostrará su nombre cuando se publique el comentario.